Páginas vistas en total

lunes, 23 de mayo de 2011

La voluntad de Dios te trae paz

Generalmente cuando hacemos nuestra voluntad o desidimos caminar en sentido contrario a lo que Dios quiere para nuestra vida, nos vamos encontrar en situaciones dificiles, con personas incorrectas, desiciones inesperadas y con muchas frustraciones que nos llevarán a perder nuestra paz interior. Constantemente nos olvidamos del plan que Dios tiene para nuestra vidas, nuestro propósito en esta tierra no es solo existir o pasar de paso por ella, sino más bien hacer la voluntad de Dios; es facil desviarnos del camino y hacer lo que a nosotros nos parece bien y correcto para nuestra carne. Aunque las cosas y personas que esten a nuestro lado no sea la voluntad de Dios no nos importa mientras nos agrade será buena. Por tanto como hijos de Dios debemos estar alerta y debemos renovar nuestra mente constantemente para saber cual es la voluntad de Dios en nosotros. Recientemente me encontre en una situación dificil de la ruptura de una amistad de años, de la cual no encontraba expliación alguna,y trataba de poner patas y colas; pero desde hace tiempo con esta amistad no había compatibilidad, ella con hijos, yo soltera, ella deseando un hogar y yo deseando servir a Dios, ella de necia en su camino que según ella era el correcto y yo tratando de cuidarla, total que despues de tanto tiempo esta relación comenzo a ser un caos, y en el fondo de mi corazón Dios me decía, no te conviene ya deja esa amistad, pero esta vez fue insolito lo que paso, de hecho hubo una palabra departe de Dios que me dijo, no te preocupes esto tiene solución. Esas palabras me confortaron y dije ¡ah! ya va pasar, con el transcurrir de los días, le volvi preguntar a Dios como solucionaria el problema, y el me dijo ya veras; sin embargo había algo que no me daba paz y le dije como Señor y nuevamente el Señor me dijo,ya veras. Senti en mi corazón que esta amistad ya no iba a volver hacer la misma, y pregunte otra vez al Señor, ¿verdad señor que la solución será que esta amistad que no me conviene no volvera más?, y con su silencio el me dijo que así era. No fue facil aceptar algo que estaba viendo ojos carnales pero al cabo de los días acepte su voluntad y le dije que me diera paz y con los días fue poniendo paz en mi corazón. Me dolio mucho aceptar lo que Dios me estaba diciendo, pero Él por medio de su paz me hizo entender lo que el quería. Esta amistad me trajo muchos sin sabores, así también buenos momentos pero debo reconocer que la voluntad de Dios es buena, es agradable y perfecta. Cuando apartamos el tiempo para que Dios le de solución a nuestros problemas en oración, él siempre te dará una respuesta, tal vez no sea la que tu esperas escuchar o recibir, pero si será la que te favorece a ti. Romanos 12:2 Dice que debemos renovar nuestra mente para que cuando esto pase, el nos revelará su voluntad para nuestra vida. ROMANOS 12:2 "No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta". Bendiciones!!!