Páginas vistas en total

lunes, 15 de agosto de 2011

PRONTOS PARA ESCUCHAR...

Meditando en la palabra este día, me doy cuenta de que en algunas ocasiones nos metemos en líos porque no sabemos escuchar a las personas, nos apresuramos a dar consejos sin que estas nos pregunten. La buena comunicación debe ser efectiva y debe trasmitir un buen mensaje.

Trabajo en una Escuela donde se forman comunicadores y mi jefe se queja que lo que menos tenemos en este lugar, es una buena comunicación.

Debemos aprender a escuchar a las personas y saber si nos están solicitando un consejo, o solamente necesitan que las escuchemos.

El libro de Santiago nos dice una afirmación muy cierta, seamos prontos para oír, tardos para hablar y tardo para airarse. ¿Porque nos dice tardo para airarse? porque a veces entramos en discusiones, por pequeñas cosas que pueden llegar a ser grandes, se nos sale la vieja naturaleza, nos enojamos y culminamos airados. Cuantas personas al explotar cometen tantos errores diciendo cosas que no debieron decir, pensaron cosas que no debieron pensar y tomaron decisiones que no debieron tomar. Por eso efesios nos dice airaos pero no pequéis, esta bien que nos enojemos y nos airemos, pero no que nuestro enojo dure un mes, dos meses y hasta años, porque también nos invita a que no se ponga el sol sobre vuestro enojo, porque esto nos lleva a otra consecuencia.

Aprendamos a escuchar y hacer lentos para hablar, en lo personal me cuesta mucho hacerlo, porque me gusta aconsejar a las personas con fundamento espiritual, y a veces me he metido en líos por eso. Estoy luchando por cambiar esa área de mi vida y como dicen en buen Salvadoreño, me digo a mi misma Mónica, no debes meter tu cuchara donde no debes. Tenía una amiga que siempre que me contaba algo y la aconsejaba terminaba enojándose y comenzaba diciendo: ya me estas juzgando, ya me estas criticando, ya me estás de todo; me costó reconocer que debía permanecer callada o simplemente preguntar, ¿me estas contando o me estas pidiendo un consejo?. Aprendamos a escuchar…

“Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse;20 pues la ira humana no produce la vida justa que Dios quiere”. Santiago 1:19-20 NVI





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tus comentarios aquí.